sábado, 30 de octubre de 2010

EL PODER DE LOS SÍMBOLOS MASÓNICOS

Por Ricardo Ricart Vila

Los símbolos y los ritos de los antiguos maestros canteros no favorecen, por si mismos, la vida espiritual ni el autoesclarecimiento, y mucho menos la construcción de nuestro propio templo. Los símbolos y ritos no tienen un poder intrínseco para “esculpirnos”, a no ser que con nuestro interés en seguir el mensaje del acróstico V.I.T.R.I.O.L. los dotemos de verdadero sentido y carga emocional al comprender su relación con nuestra propia naturaleza y vivencias, mientras experimentamos y sentimos el proceso integral de la vida.


La repetición, la memorización, el hábito y la vivencia mecánica de los símbolos y rituales masónicos hacen la mente perezosa. La inteligencia de un “masón vocacionado” no tiene nada que ver con aprobar exámenes, ni con acumular conocimientos de un modo descriptivo y abstracto. El trabajo del Masón se vivencia con la “inteligencia emocional”, la única capaz de despertar nuestra propia conciencia.


El “masón vocacionado” sabe que su propia “piedra bruta” puede hablarle a través de esos maravillosos caminos que se conforman con sus pensamientos, sus sentimientos y sus emociones; los cuales, como termómetros, si sabe prestar atención, le van a revelar su verdadera morfología.
Para un “masón vocacionado” tomar conciencia de sus propias emociones implica una “inteligencia emocional” desarrollada.
El “masón vocacionado” sabe del impacto y poder que tienen el lenguaje de los símbolos y las metáforas cuando se les dota de verdadero sentido y carga emocional.

2 comentarios:

Eterno Aprendiz dijo...

Este trabajo pertenece al Q.·.H.·. Ricardo Ricart Vila, podreís encontrar sus reflexiones y aprotaciones en su blog http://visitainterioraterra.blogspot.com/

Y disfrutar con su videos en
http://www.youtube.com/results?search_query=rricartv&aq=f

Sería conveniente e imprencindible nombrar al autor de los trabajos cuanod se copien y publiquen.

JAMES ANDERSON dijo...

Por desfortuna, la página de dónde se tomó el documento no indicaba correctamente la fuente. Al hermano Ricart Vila le reconocemos y debemos mucho material en la formación masónica.
Saludos fraternos, hermano visitantye.